El fiscal de Veracruz, Jorge Winckler, informó que no va a presentar su renuncia, luego de que el gobernador de la entidad, Cuitláhuac García lo acusara de pretender ganar votos al fingir supuestas condenas blandas para los funcionarios del gobierno de Javier Duarte.

“No voy a renunciar, yo esperaré a las acciones que vaya a tomar el Congreso del estado, que formalmente no me ha notificado de nada, para saber también que actitud jurídica tomaré yo”, dijo el fiscal en entrevista con Ciro Gómez Leyva.

Entrevistado por separado, en el noticiero Por la mañana, el gobernador de Veracruz, Cuitláhuac García, señaló que Winckler y el exmandatario Miguel Ángel Yunes, negociaron con los exfuncionarios del gobierno de Javier Duarte para disminuir sus penas, “los metieron a la cárcel sabiendo que los iban a liberar”

El gobernador aseguró que el actual fiscal además de mentiroso es muy corrupto e inepto y que será el Congreso del estado el que decida si continúa o no en su cargo.

Al respecto, Winckler dijo que tienen “un interés específico por tener el control de la fiscalía, es un tema de política, y el fiscal no hace política”, además señaló que “el fiscal no gana votos ni finge condenas”, son procesos judiciales públicos que no han concluido por actos de defensa de los exfuncionarios de la administración de Javier Duarte.

Aseguró que nunca ha visto a Arturo Bermudez, exsecretario de Seguridad durante el gobierno de Javier Duarte, quien lo acusó de tortura dentro del penal de Pacho Viejo.

“No he visto nunca en mi vida a Arturo” y las acusaciones “son dichos que se han reiterado las últimas semanas por los exfuncionarios, es una estrategia de defensa que sufrieron vejaciones, pero se investigará porque es una obligación de la fiscalía”.

Por su parte, Cuitláhuac García insistió en que los servidores públicos de Duarte, salieron de prisión porque los fiscales no entregaron las pruebas, y cuestionó a Jorge Winckler por qué no presentó las pruebas necesarias.

Dejar respuesta