Córdoba.- Mediante una llamada anónima al C4, se reportó a un grupo de taxis que presuntamente son usados por el crimen organizado para realizar actos delictivos.

Por ello, la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) aseguró 19 taxis de distintas regiones del estado, los cuales presentan irregularidades.

Los vehículos –presumiblemente- pertenecen a un familiar cercano de Javier Duarte, a quien se le otorgó un número importante de concesiones durante el gobierno anterior.

Dichas unidades serán puestas a disposición de la Fiscalía General del Estado (FGE) y de la Dirección General de Transporte del Estado, para que procedan de conformidad con sus atribuciones legales.

Dejar respuesta