Javier Laertes.- La administración estatal que está por concluir no heredará más deuda pública afirmó el gobernador Miguel Ángel Yunes Linares, quien señaló que los créditos quirografarios que se contrataron se cubrieron en su totalidad.

Sin embargo, reconoció que no podrán dejar el recurso que se había planeado en caja pues el Estado sufrió desde el mes de julio un ajuste a las participaciones federales, donde dejó de recibir más de mil millones de pesos.

Aunado a lo anterior, recordó que además se les descuentan adicionalmente 150 millones de pesos cada mes, por concepto de los adeudos heredados de otras administraciones con el Sistema de Administración Tributaria (SAT).

“En cuanto al ahorro, nos hemos encontrado con un problema los meses recientes, lo informé incluso también hace aproximadamente un mes, tuvimos un ajuste en las participaciones federales de más de mil millones de pesos en el mes de julio, mil y pico de millones de pesos y un descuento adicional por este crédito del SAT que a partir del mes de abril nos empezaron a descontar 150 millones adicionales”, dijo y reiteró que el objetivo es no heredar más deuda pública.

“Eso hará muy difícil que podamos dejar el remanente que habíamos estimado, sin embargo, lo que puedo garantizar es que no dejaremos deuda de esta administración y la administración entrante encontrará finanzas en equilibrio”, afirmó.

Reiteró que, gracias a las acciones financieras y la transparencia en la aplicación de los recursos, se logró cubrir los créditos quirografarios de manera total antes de que concluya su gestión.

“En cuando a los créditos ya se liquidaron totalmente, en la Ley de Disciplina Financiera establece que los créditos quirografarios se deben liquidar por lo menos tres meses antes de que concluya la administración, nosotros ante la premura económica y en su momento lo informamos acudimos a dos créditos quirografarios mismos que fueron liquidados, no dejaremos un peso más de deuda”, detalló.

Finalmente, en lo que se refiere a la deuda que heredó su gobierno con el SAT derivado de otras gestiones del orden de los 17 mil millones de pesos, se cubre conforme a los acuerdos con la autoridad, así como también se suma el adeudo que la Universidad Veracruzana mantiene con ese organismo y el cual absorbió el Estado como parte de la deuda a esa institución educativa.

“En lo que se refiere al SAT es un adeudo de administraciones anteriores, particularmente de la de Javier Duarte y son 17 mil millones de pesos que se adeudan al SAT y que mensualmente nos están costando algo así como 300 millones de pesos, abonamos más de 3 mil millones de pesos al año a esa cuenta, a ese adeudo, igual el adeudo de la Universidad con el SAT que ya asumimos como parte de pagarla a la universidad lo que se le debe, el adeudo es con el SAT de administraciones anteriores”, finalizó.

Dejar respuesta