Foto ilustración
Gabriela Rasgado.- Por motín, los diputados locales de Morena fueron denunciados ante la Fiscalía General del Estado (FGE), por haber tomado el Congreso local, además, también fueron acusados de sedición.

En la denuncia presentada por el área jurídica del Congreso se acusa a quienes sean responsables de ambos ilícitos, que en conjunto suman penas de hasta 9 años de prisión.

Además de los diputados, se solicita el ejercicio de la acción penal contra las personas ajenas al Poder Legislativo que junto a los diputados pusieron cadenas en las entradas del palacio.

De acuerdo con el código penal de Veracruz, se impondrán penas de entre seis meses a seis años de prisión a quienes de manera tumultuaria ataquen a la autoridad para impedir el cumplimiento de una ley, el libre ejercicio de las funciones, entre otras causales de la sedición.

De igual forma, para el caso del motín, la causal es haberse reunido de manera tumultuaria para obligar a la autoridad a tomar una determinación.

Este martes, pretextando un “albazo”, la fracción de Morena secuestró el Congreso local, para impedir el supuesto nombramiento de magistrados.

Dejar respuesta