El auditor general del Orfis, Lorenzo Portilla Vásquez, presentó un punto de acuerdo en la Asociación Nacional de Organismos de Fiscalización Superior y Control Gubernamental (ASOFIS) para que los entes fiscalizadores del país puedan tener acceso a bases de datos del Sistema de Administración Tributaria (SAT) y de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores y así lograr una mejor fiscalización.

Recordó que, con la modificación a la Ley de Disciplina Financiera, está es una facultad ahora tiene la Auditoría Superior de la Federación (ASF) para solicitar información a esas dos instancias sobre la aplicación de los recursos federales, por lo que es justo que los entes estatales también puedan tener acceso a estas herramientas.

“Se recurrió a un punto de acuerdo que está en el seno de la ASOFIS para que sea sometido a votación”, dijo.

Luego que el titular de la Auditoría Superior de la Federación (ASF), David Rogelio Colmenares Páramo, señalara que la encomienda para los auditores es verificar la correcta aplicación de los recursos públicos y constatar que fueron aplicados en los fines para los que fueron etiquetados, Portilla Vásquez señaló, que se cumple con las actividades establecidas en la ley, a fin de generar informes completos y detallados.

Remarcó que las reglas y normas de auditoría son aplicadas debidamente, pues se debe asegurar que los recursos públicos sean aplicados correctamente.

“Tenemos el auténtico deseo de fortalecer nuestro trabajo coordinado porque de ello depende el cumplimiento de los objetivos de los Sistemas Nacionales Anticorrupción y de Fiscalización”, expuso.

Comentó que se ha puesto a disposición de los entes fiscalizables herramientas tecnológicas para lograr la eficiencia, el control y la transparencia de los recursos que se etiquetan en las dependencias y organismos.

“Además se efectúan evaluaciones financieras y programáticas para que las instancias de Gobierno prevengan y corrijan inconsistencias antes de la presentación de sus cuentas públicas” concluyó.

Dejar respuesta