Gabriela Lira.- Orizaba, Ver.- Taxistas de la región de Orizaba demandaron un alto a los abusos que se vienen cometiendo contra este sector y señalaron que son al menos mil trabajadores del volante de la zona centro los que habrán de protestar contra las medidas recaudatorias aplicadas por el gobierno estatal, para lo cual suspenderán sus servicios este jueves y harán una marcha pacífica a Transporte Público.

Jairo Guarneros Sosa, integrante de la Coalición de Taxistas de la Región de Orizaba y las Altas Montañas, indicó que en los últimos días de esta administración estatal, se ha estado “barriendo” parejo.

Recordó que hace un año, en una reunión con el secretario de Gobierno, Rogelio Franco, y el director de Transporte, con quienes en ese entonces se acordó que la renovación del gafete no tendría ningún costo pero ahora resulta que la están cobrando y son casi mil pesos.

Destacó que a poco más de un mes de que concluya esta administración, se empieza con esos cobros, lo cual no tiene justificación.

Recordó que son más de 80 mil consecionarios de taxi en el estado, y si todos se manifiestan, que además sería lo necesario pues todos están siendo afectados, representarían una fuerza considerable.

Indicó que la intención sería decir un “ya basta” al gobierno del estado para que paren esos abusos.

Mencionó que los taxistas tendrían que quitarse ese miedo, pues no está en riesgo su concesión, ya que no es tan fácil revocarla y eso lo sabe el gobernador.

Refirió que como parte de la protesta, este jueves no habrá servicio de taxis y en cambio harán una marcha para protestar de manera pacífica ante las instalaciones del Transporte Público.

Dejar respuesta