Alejandro Ávila

Veracruz, Ver.- Varios carros quedaron atrapados en las calles del mercado Malibran, por la fuerte lluvia que se azotó esta mañana en el puerto de Veracruz.

Cientos de negocios de la zona quedaron inundados y se truncó la venta de las primeras horas del día.

Aunque esto sucede cada vez que llueve, siempre terminan afectando al comerciante que, debe preocuparse por atender su negocio de la inundación; además, aseguran bajan las ventas, pues las personas que suelen ir a primera hora del día, evitan ir cuando hay lluvia, precisamente porque conocen el riesgo de quedarse atorados en las calles.

Locatarios solicitan el apoyo de las autoridades municipales, quienes debieron haber desasolvado los drenajes con antelación, para evitar las inundaciones por lluvia, al menos, tan grandes como la de este lunes.

Cabe señalar que desde 2016, el alcalde Ramón Poo Gil, prometió a los locatarios mejorar el sistema de drenaje y alcantarillado para evitar inundaciones, acción que nunca logró concretar.

El espacio comercial creado en agosto de 1988 y que alberga a 5 mil locatarios, recibe diariamente a 20 mil visitantes, mismos que sufren las épocas de lluvia, pues señalan es imposible transitar por la zona.

Dejar respuesta