El Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología ofrece un menú sin lácteos y con carnes orgánicas a 120 empleados de su sede en la CDMX.

El Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) pagó más de 15 millones de pesos por el pago de un comedor que sirve salmón, crema de aguacate, arroz silvestre, vinagre de manzana orgánico, y hasta postres sin azúcar en su sede central de la Ciudad de México, reveló el diario El Universal.

La institución dirigida por María Elena Álvarez-Buylla pagó 15 millones 78 mil 457 pesos a la empresa Pigudi Gastronómico S.A. de C.V. para que ofrezca desayunos y comidas, en su mayoría orgánicas y con opciones vegetarianas para 120 trabajadores en su sede de Insurgentes Sur, reveló la investigación del reportero Luis Domínguez.

La empresa Pigudi participó en un proceso de licitación pública nacional y no ha sido la primera vez que presta servicios a la administración federal, ya que durante el gobierno de Enrique Peña Nieto tuvo contratos por 25 millones de pesos.

El contrato disponible a través de la página de Compranet especifica que la dieta propuesta por la empresa debe ser “equilibrada y cubrir de 700 a 1000 kilocalorías por día”, además que debe contar con aprobación de un nutriólogo.

Desde las 7:30 de la mañana, los burócratas pueden disfrutar de café, té o café con leche que debe ser estrictamente de “almendras o de vaca orgánica” y jugos naturales de frutas. Además, destaca que los sobrantes no deben ser utilizados para servirse en otra comida y los menús no deben repetirse en dos meses.

Para los platillos, el Conacyt demandó cerdo orgánico sólo una vez al mes, salmón, huachinango, pollo orgánico, arroz silvestre o integral. Pos su parte, los postres deben ser elaborados con frutas, pero sin azúcar, como pay de frutos rojos, fresas con crema y flan napolitano, entre otros.

La empresa, que opera en las oficinas del Consejo desde el 22 de abril y hasta el 31 de diciembre de este año, también debe ofrecer un menú vegetariano para 30 personas y 10 ensaladas diferentes , opciones sin lácteos y pan de centeno o tortillas para los alérgicos al gluten.

El contrato prohíbe el uso de enlatados, de puré de tomate, huevo en polvo, jarabe de alta fructosa y sazonadores como glutamato monosódico.

Fuente de información: Grupo radio fórmula

Dejar respuesta