Noemí Valdez.- Damara Isabel Gómez Morales, aspirante a dirigir el PRI dijo que es hora de que los jóvenes sean tomados en cuenta y confío en que no se necesite “padrino” para ser designado en el cargo.

Señaló que en el PRI los jóvenes eran usados de relleno, como aplaudidores y hasta para formar “la bola”, pero nunca en cargos de dirección, de ahí que todo deba cambiar.

En su caso, dijo que no cuenta con “canicas, ni morralla”, pues ella representa la cara “fresca” que merece el partido en la nueva etapa.

“El PRI lo que está haciendo es una nueva etapa de reconstrucción, para decirle a la ciudadanía que vamos fuertes y vamos firmes, que aquí ni nos rajamos, ni nos cambiamos, que seguiremos militándolo los buenos”, precisó. 

Gómez Morales se desmarcó de aquellos que la relacionan con Elizabeth Morales de la que dijo, es su amiga y tiene una buena relación.

Dejar respuesta