Gabriela Lira/Orizaba, Ver.- Aunque en sesión de Cabildo los ediles aprobaron por mayoría el retiro de la estatua de Porfirio Díaz que contradictoriamente se ubica en la Plaza Bicentenario, el alcalde Igor Rojí López, hizo valer su facultad para suspender esta medida amparándose en la Ley Orgánica del Municipio Libre.

Luego que este punto fuera puesto a discusión a solicitud de los dos regidores del Morena, Francisco José Aguilar y Rocío Sosa Luna, cada parte expuso sus puntos de vista.

El regidor quinto recordó, que en esta zona el dictador ordenó la masacre de obreros en Río Blanco, hecho histórico que agravió no sólo a ese sector sino a todos los mexicanos.

A su vez el alcalde le indicó que la colocación de esa polémica figura ha atraído los ojos a Orizaba no sólo a nivel nacional, sino internacional, además de mencionar que el Ayuntamiento no tendría por qué pagar el retiro de la misma.

A su vez el edil le recordó que en Orizaba han ocurrido hechos que también han hecho voltear los ojos a la ciudad y no necesariamente esto es bueno.

Por su parte el regidor primero, Emmanuel Gómez, hizo ver que hoy son tiempos de cambio y dentro de poco se habrán de notar más esto en todo el país, por lo que quizá haya más temas en los que no se esté de acuerdo, pero como Voltaire, se debe defender el derecho de los demás a expresarlo.

Al momento de emitirse la votación, los cinco regidores e incluso la síndica única dieron su voto a favor del retiro de la estatua, siendo el alcalde el único que lo hizo en contra.

Sin embargo, al término hizo valer la facultad que le confiere la fracción V del artículo 35 de la Ley Orgánica del Municipio Libre para el Estado de Veracruz, suspendiendo la ejecución del acto aprobado.

Este tema; sin embargo, volverá a llevarse a sesión de Cabildo en un lapso máximo de ocho días hábiles.

Dejar respuesta