Iris Gloria Esperón.- En diciembre de 1982, científicos de la Academia Mexicana de Ciencias (AMC) organizaron el programa Domingos en la Ciencia en el Museo Tecnológico de la Comisión Federal de Electricidad en Chapultepec, se trataba de una serie de charlas didácticas.

El objetivo acercar a niños al conocimiento mediante un lenguaje sencillo,con experimentos prácticos y divertidos en los que empezaron a descubrir fenómenos científicos, innovaciones tecnológicas y saberes sobre la naturaleza. 

Las sedes se multiplicaron en todo el país, llegando a más de 80 (incluyendo la de Xalapa y la de Cancún) con más de tres mil charlas realizadas. 

En junio de 1984 este programa llegó a la Universidad Veracruzana (UV), con el apoyo de Jorge Flores Valdés y Guillermo Fernández de la Garza, fundadores del mismo a nivel nacional. 

Flores Valdés, entonces subsecretario de Educación Superior de la Secretaría de Educación Superior (SEP), inauguró este programa en el Ágora de la Ciudad, el 14 de junio de aquel año. El programa fue copatrocinado por la AMC y la UV. 

La coordinadora de este programa de divulgación científica a nivel nacional desde sus inicios fue Margarita Pimienta de Rubio e Iris Gloria Esperón Villavicencio fue la coordinadora en la Universidad, como parte de las actividades de la Dirección de Difusión Cultural entonces a su cargo. 

Desde hace 35 años, docentes comprometidos con la divulgación científica combinan sus actividades formales profesionales con estas pláticas en las que comparten su pasión por acercar a niños y jóvenes a estas áreas del conocimiento. Esta manera de transmitir experiencias didácticas ha dejado huella en el público, asombrándolo con fenómenos antes imperceptibles. Los conferencistas han logrado promover en jóvenes la investigación, el cuestionamiento y el saber más acerca de todo lo que nos rodea. 

Física, química, astronomía, biología, ecología, fenómenos naturales, reciclaje de basura y cientos de temas relacionados con la ciencia, la tecnología y la naturaleza, han sido tratados de manera sencilla, entretenida e ilustrativa, mostrando el lado amable de estas disciplinas. 

Durante años muchos de los jóvenes que han asistido a estas charlas iniciaron un vínculo estrecho con la ciencia y la tecnología, abriendo de esta manera nuevos horizontes que los han llevado a elegir carreras científicas y tecnológicas. 

Las bondades de este programa han sido significativas: satisfacen la curiosidad infantil, estimulan la investigación, dan ideas a maestros y padres de familia de cómo transmitir conocimientos relevantes de manera divertida. 

En los inicios del programa en Xalapa se contó con la participación de destacados conferencistas huéspedes como el mismo Jorge Flores, Julieta Fierro, José de la Herrán, María del Pilar Torres García, Roberto Sayaveedra (“Tío Bolita”) y el Julio Rubio. 

Las charlas y los talleres continúan asombrando al público que asiste para enterarse de una variedad de saberes relacionados con la ciencia. 

Dejar respuesta