• No debe haber impunidad para todos los que se aprovecharon de los sectores vulnerables o que saquearon las arcas públicas.

Al pronunciarse sobre la Justicia Social, la diputada Deisy Juan Antonio señaló que ésta fomenta la integración y la protección frente a la explotación de los más vulnerables, por lo que hoy más que nunca se hace necesaria en un mundo globalizado que, aunque cada vez más rico, es también más desigual.

En su participación, durante la sexta sesión ordinaria, la legisladora de Morena, subrayó que es necesario crear mecanismos efectivos que garanticen que todas las personas puedan ejercer sus derechos, se desarrollen con dignidad y así la sociedad pueda prosperar, siendo la formación ciudadana uno de ellos, “pues contar con una sociedad informada nos llevará a asumir el compromiso activo para promover la justicia y la igualdad  a todos los niveles”.

Dijo que hay tantos ejemplos de justicia social, como ámbitos en los que se cometen desigualdades, “vivimos en sociedades muy injustas y la educación puede agrandar esas injusticias o puede combatirlas”.

La diputada por el Distrito de Acayucan refirió que el sector educativo es quizá uno de los más representativos para la justicia social ya que, además de ser un tema a tratar de forma intersectorial por su estrecha relación con grupos vulnerables, es uno en donde la inequidad se concentra en mayores niveles.

Expresó que debido a la importancia de la igualdad de oportunidades para el desarrollo sostenible, es necesario que cada vez exista un mayor consenso dentro de la comunidad educativa sobre la necesidad de educar para la justicia social, tal como lo prevén algunos instrumentos internacionales, “desafortunadamente, hay 2 grandes causas que contribuyen a la desigualdad educativa: la distribución de la riqueza y la falta de revisión de las pedagogías”, añadió.

Puntualizó que la economía mexicana es la número 14 en el mundo en cuanto a tamaño, pero que 45 millones de mexicanos viven en la pobreza, lo que tiene sumergido al país en un círculo vicioso de desigualdad, bajo crecimiento y pobreza, de acuerdo al informe de la ONG, Oxfam México.

La legisladora precisó que esta desigualdad existe debido a que durante largo tiempo se dio la complicidad de las autoridades y se solapó la falta de transparencia, el abuso de poder, el tráfico de influencias, la obstaculización de la libre competencia, los regímenes fiscales favorables para los más ricos y sobre todo el otorgamiento de privilegios, “lo que perpetuó y agravó la inequidad en la distribución de la riqueza en nuestra nación”.

“Es momento que no queden impunes todos aquéllos que, aprovechándose de los sectores más vulnerables o bien, a costa de quienes sí cumplen con sus obligaciones fiscales, o quienes hayan saqueado las arcas públicas destinadas a fortalecer los sectores tan sensibles como la educación y la salud, haciéndose de grandes riquezas y capitales”, sentenció.

Asimismo, la diputada detalló que debe ponerse toda la atención del sistema educativo en la enseñanza de la educación primaria, ya que ésta es la base y la verdadera lección de inclusión educativa, en la que ningún alumno se quede atrás, “que estemos convencidos que cada escuela es una fuente de justicia educativa”, concluyó.

Dejar respuesta