POR Francisco L. Carranco.- De ser cierto la orden de aprehensión de Miguel ángel Yunes Linares, se estaría confirmando lo que coloquialmente se conoce como el regreso del Boomerang, adagio o frase sobre este artefacto que significa  que, cuando es lanzado con gran fuerza, surca el espacio hasta un punto donde hace una maroma y retorna al punto de origen con más fuerza y en ocasiones causando daños, como los que se le avecinan a la administración “yunista” y a algunos personajes de esa administración.

Y bueno todo esto se da alrededor de la separación de Jorge Winckler como, Fiscal General del Estado de Veracruz, donde el Congreso Estatal descubrió el “talón de Aquiles” de este colaborador cercano del ex gobernador Miguel Ángel Yunes Linares, que no cubrió las formas y en el descuido de omitir ciertas certificaciones que se exigen para cubrir el puesto de Fiscal, pues, fue separado de su cargo.

Las consecuencias por venir, para el ex fiscal, ni siquiera las intuyó, el Estado aprovechando que Winckler sería, nuevamente, un ciudadano más  común y corriente, echó a andar las denuncias pendientes que tenía por diversos delitos, dilación en ordenes de aprehensión y otros delitos denunciados en su contra y junto a otros funcionarios de la fiscalía por tortura e, incluso, secuestro contra ex servidores cercanos al ex gobernador Duarte.

Y Ahí está la esencia de la parábola que tiene el ex fiscal y sus colaboradores al borde de la prisión, ya que se aventaron con todo contra los colaboradores de Duarte, precisamente, el Fiscal Luis Ángel Bravo, el director de Servicios periciales y un escolta del ex fiscal.

Ahora está de regreso en el mismo lugar, la Fiscalía, la aplicación de la justicia contra esos ex funcionarios duartistas que señalan a los exfuncionarios de Yunes Lanares en una posición similar o igual del abuso de poder ejercido contra los ex servidores del gabinete de Duarte.

Las proporciones guardadas el descuido e Winckler abre a la justicia un abanico de posibilidades para que otros funcionarios yunistas, empezando por Miguel Ángel Yunes Linares, pudiera ser enjuiciado por diversas anomalías en su administración como Gobernador.

La cuenta pública del último año de la administración yunista, exhibe inconsistencias que en estos momentos no cuadran y, con ello, empiezan las suspicacias de que el cierre estuvo mal hecho y, por lo tanto, habrá consecuencias.

Y, precisamente, el día viernes 27 de septiembre, trascendió en medios locales y después se retomó en el altiplano la noticia que “cimbro a la clase política nacional” la supuesta orden de aprehensión contra el ex gobernador, Miguel Ángel Yunes Linares, librada por la Fiscalía General de la República contra el ex gobernante.

Por supuesto, que la intranquilidad de todos los yunistas emerge en estos momentos como un gas aniquilador, los obliga primero a solicitar amparos para la protección y no ser detenidos para esclarecer todos los señalamientos de sus excesos como autoridades gubernamentales, por supuesto, que aplica contra todos aquellos que saben lo que hicieron o no por su paso en el gobierno.

Han salido varios nombres y dependencias que tienen daño patrimonial, peculado, fraude y enriquecimiento ilícito y, obviamente, las explicaciones que tendrán que dar todos los involucrados, de confirmarse, esos señalamientos, pues encierra grandes expectativas en la población que empieza a comparar y reflexionar sobre todas las acciones presumidas por el ex gobernador Yunes contra su antecesor el ex gobernador Duarte.

La información vertida en portales y redes sociales jaló la atención de toda la clase política veracruzana, los que están a favor y en contra de los que ya no están gobernando, pero, además de la ciudadanía que, también, divide sus opiniones sobre si es verdad o no lo que publicó o filtró en su cuenta personal de Twitter el comunicador Alejandro Aguirre, que consigna los hechos, sin aportar fuentes o corroborar el hecho de la supuesta orden girada por la FGR.

Y mientras son peras o manzanas, las inquietudes en los colaboradores de Yunes de todos los tamaños están al borde de una crisis de nervios, sobretodo, aquellos que dejaron cuentas pendientes, los que le metieron mano al cajón, los que incumplieron con un deber legal y todos aquellos que sientas pasos en la azotea o que crean que tienen algo que ocultaron a la sociedad.

Difícil de saber porque hasta este día, nadie ha corroborado e la supuesta orden de aprehensión girada por la FGR,  contra ex funcionarios yunistas, para lo que sí sirvió es para que, nuevamente, los colaboradores del “duenio” pasado se están reagrupando para repasar como es que se realizó la entrega del Gobierno, las cuentas y todo lo que representa material de auscultación del actual gobierno para una eventual persecución legal por daños o excesos contra el patrimonio estatal.

Y bajo esta óptica los involucrados en la exhibida estarán operando recursos legales para su defensa desde el Amparo de la justicia federal hasta las consabidas huidas a paraderos fuera del país hasta que se calmen las aguas.

Mientras no suceda lo contrario la “Fake News” circulada en portales, redes sociales y medios de comunicación sacudió a la clase política y a la ciudadanía, que saben que la información que circula en redes tiene un 50% de ser real o, como en este caso, el 50% de ser un buena puntada de lo que alguien o “alguienes” quisieran ver en la cárcel a varios ex funcionarios que deben explicaciones a la sociedad sobre su gestión.

La cosa se pone un poco más difícil porque los que reportan los avances de la situación actual de la gestión yunista, son el Órgano de Fiscalización Superior, ahora, con nuevo titular, Delia González Corro y, Verónica Hernández Giadánz, Nueva fiscal General del Estado de Veracruz.

Los pronósticos cambian a toda hora y hasta que no se cumpla la disposición legal de que algún juez federal, con nombre y apellido, gire las ordenes de aprehensión esto fue un buen petardo cuyo estruendo le aceleró a muchos, muchísimos, políticos el corazón y el susto y no dudo que algunos adelantaran sus vacaciones navideñas para dejar el estado y los más temerosos el país.

Suburbio 1

Aviso a la Dirección de Obras Públicas del Ayuntamiento: los baches y hoyancos invaden las calles y avenidas de esta ciudad.fl.carranco@gmail.com

Dejar respuesta