Javier Laertes.- Niega Secretario de Gobierno Erick Cisneros Burgos presuntas amenazas a diputados, así como compra de los mismos para que voten a favor del juicio político contra el Fiscal General del Estado Jorge Winckler y reta a quienes hacen señalamientos a que los prueben.

“Si no pueden comprobar lo que dicen, pues, así como lo dijeron que den una disculpa pública. Seguiré esperando las pruebas”, señaló.

Lo anterior ante las versiones que circularon en redes sociales desde la noche del jueves, cuando en el Congreso local se convocó a un receso de 17 horas, para continuar con la sesión extraordinaria del pleno donde se discute el juicio político contra el titular de la Fiscalía.

Por lo anterior, Cisneros Burgos dejó en claro que el Gobierno del Estado que encabeza Cuitláhuac García Jiménez, es respetuoso de la separación de poderes, así como de la autonomía de cada uno por lo que negó que haya injerencia en el tema en cuestión.

“Nosotros lo que podemos decir es que este gobierno es un gobierno republicano que entiende la separación de poderes, nosotros estamos en el Poder Ejecutivo, el Poder Legislativo tiene una tarea y entiendo que los señores diputados la están atendiendo”, explicó.

Reconoció que en su función como servidor público está expuesto constantemente a la crítica y señalamientos, sin embargo, en todo momento se conduce con apego a la legalidad.

“Cuando uno es servidor público siempre está expuesto a la crítica y al reconocimiento; yo lo único que puedo decir es que, siempre que sea citado por cualquier autoridad, voy a asistir, porque soy un demócrata”, apuntó.

Cuestionado respecto a un presunto audio donde se confirman estos señalamientos, Cisneros Burgos insistió en que si hay pruebas que las muestren y presenten ante las autoridades competentes.

En tanto la tarde de este viernes se reanudará la sesión, donde se votará el juicio de procedencia en contra del aun titular de la Fiscalía Jorge Winckler Ortiz en el Congreso local.

Dejar respuesta