Javier Laertes.- El gobernador Cuitláhuac García Jiménez ofreció una disculpa pública por la desaparición forzada de tres jóvenes en Papantla, a manos de policías municipales en 2016 donde afirmó que las víctimas “son inocentes” ya que se quiso “inculpar”, por lo que se dará continuidad a su búsqueda.

“Se trata de que se sepa públicamente que fue un hecho de desaparición forzada y que aunque al frente de las funciones policiales municipal y estatal estaban otras personas, es el Estado quien no puede eludirse de una responsabilidad funcional y como en aquellos lamentables hechos sucedidos aquí hubo la intensión de evadir las responsabilidades, de ocultar actuaciones delictivas de las corporaciones de seguridad y de incluso inculpar a las propias víctimas, cabe una disculpa pública como parte de una justicia integral, nos hemos propuesto ser un gobierno que atienda sus obligaciones”, apuntó.

Manifestó que los culpables deben enfrentar su responsabilidad, mientras el Estado debe reconocer que se equivocó, dijo ante los padres de los jóvenes desaparecidos.

Y es que ante la recomendación de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), dirigida a su antecesor y autoridades pasadas el mandatario estatal encabezó esta acción, donde también se disculpó el alcalde papanteco Mariano Romero.

En una solmene ceremonia donde estuvieron presentes los padres y familiares de los tres jóvenes desaparecidos en 2016, estuvo presente el visitador de la CNDH Ismael Eslava Pérez en representación del presidente del organismo Luis Raúl González Pérez, el edil reconoció que con una disculpa no se recupera la vida de Alberto Uriel Pérez Cruz, Luis Humberto Morales Santiago y Jesús Alan Ticante Olmedo.

Recordó que la CNDH el pasado 29 de septiembre de 2017emitió la recomendación 6VG/2017 dirigida al gobernador en turno, al fiscal y el entonces alcalde, respecto a la disculpa.

Asimismo, el mandatario veracruzano recordó a los jóvenes y condenó el hecho donde desaparecieron, por lo que reiteró el compromiso de su gobierno por dar continuidad a las acciones de búsqueda.

“No hay acto, ni hecho que pueda compensar la desaparición o en el caso extremo, la pérdida de una vida humana, de eso no se trata este evento, porque simplemente no lo hay, lo que es fundamental, es que se limpie el nombre de tres jóvenes inocentes, desaparecidos y se deje muy claro a quienes correspondió la responsabilidad de que ahora ya no estén entre nosotros, son inocentes y los vamos a buscar vivos, porque vivos se los llevaron y vivos los queremos”, resaltó.

El gobernador reconoció y asumió los reclamos, así como las demandas de los padres de desaparecidos, donde reiteró la disculpa y afirmó que continuarán sin descanso hasta encontrar a los desaparecidos.

Dejar respuesta