Alejandro Ávila/Veracruz, Ver.- Debido a que la pandemia por COVID-19 no está erradicada por completo y no existe una vacuna aún en México, diversas festividades masivas han tenido que ser pospuestas en toda la república mexicana; la iniciativa de mover la fecha del Carnaval de Veracruz de febrero a junio, es viable y está latente, manifestó el alcalde Fernando Yunes Márquez.

Esta propuesta fue lanzada hace unos días por las cámaras empresariales, pues consideran no debe dejar de llevarse a cabo este evento que, a hoteleros, restauranteros y comerciantes formales e informales, siempre les dejó buenos dividendos económicos, motivo por el cual el Ayuntamiento de Veracruz está dispuesto a escuchar las opciones de cambio.

“Hay que analizarlo, nosotros queremos agotar todo el tiempo que sea posible, hasta que podamos, todavía tenemos un par de días para ver que va a ocurrir, y de no ser así va a ser una posibilidad que seguro vamos a tomar en cuenta, seguramente que no sería exactamente igual, pero sí podemos tener una buena celebración que haga que la gente venga”, declaró.

Al respecto de las constantes quejas sobre robos en el primer cuadro de la ciudad, el alcalde Fernando Yunes Márquez señaló que es un cuadrante que le corresponde atender a la Policía Naval, a la cual le reportan todas las alertas que llegan directamente al Ayuntamiento.

Hace unos días, vecinos de los callejones ubicados en el Centro Histórico, reclamaron por un incremento en el robo a transeúnte y casa habitación, de la misma manera lo han hecho algunos empleados de agencias aduanales y vecinos de las calles Benito Juárez, Constituyentes y Montesinos.

“Son temas que nosotros de inmediato reportamos a la Policía Naval, ellos son quien tiene el mando operativo de la zona (…) que nos hagan llegar el reporte, el problema es que nada más lo dicen en redes, pero no nos lo dicen a nosotros y nos acabamos enterando después, pero si nos lo dicen, con mucho gusto lo revisamos”, apuntó.

Dejar respuesta