Javier Laertes.- Al momento ninguno de los alcaldes emanados de Acción Nacional se ha quejado de algún tipo de amenazas por parte del Gobierno del Estado, reconoció el presidente del Comité Directivo Estatal Joaquín Rosendo Guzmán Avilés.

Mencionó que espera que las acusaciones que han realizado ediles perredistas, quienes se dicen amenazados por el gobierno estatal, no se generen en contra de los alcaldes del PAN.

“No me han comentado nada, pero estamos precisamente dialogando con ellos; cualquier tema, sobre todo asuntos que se presenten, obviamente estamos para eso. Esperemos que no lo hagan, ni del Congreso del Estado que no lo creo, ni del Gobierno del Estado que tampoco lo creo, porque llegarían ya a una situación crítica donde amenazar a los alcaldes es algo fuera de la ubicación real que debe tener el estado de derecho”, señaló.

Recordó que están en diálogo constante con los alcaldes panistas, para observar quién ha tenido alguna situación como para reforzar la seguridad a los ediles, no obstante, reiteró que hasta el momento ninguno ha solicitado ese apoyo de seguridad.

En ese tenor, destacó la importancia de que el gobierno del Estado esté consiente y presente en las acciones, no solo con un partido, sino para todos los veracruzanos.

Guzmán Avilés señaló que si algún alcalde está mal, se deba actuar de acuerdo a cómo lo marque el Órgano de Fiscalización y tal como lo marca la ley.

Insistió en que se espera que las autoridades actúen conforme lo marca la ley, dando prioridad a las acciones que deben presentarse dentro del marco legal.

“No con amenazas, ni mucho menos con decirles que se van a ir a la cárcel, entonces es importante el tema, pero, sobre todo, no podemos caer en un estado donde precisamente haya amenazas, los presidentes municipales no pueden estar aterrados por una situación que no se puede dar”, finalizó.

Dejar respuesta