Cortesia

Toda una generación de mexicanos están de luto por la sensible muerte de Oscar Chavez, un guerrero que con su canto, música y autoría de canciones hizo pensar a la juventud, de su tiempo, en las posibilidades de otra historia para México.

Le canto al amor, era un romántico, se burló del régimen que le tocó vivir, era un critico, también, era un rebelde que reivindicó a los luchadores de la libertad contra la opresión de los gobiernos autoritarios, le cantó a Salvador Allende, Genaro Vázquez, al Che Guevara hombres que, con la esperanza que da la lucha, murieron en busca de sus ideales. Interpretó poemas a José Martí

La sátira y el sarcasmo (Canciones de protesta) contra el poder político representado por el “establisment” lo hizo inmortalizar aquella trascendental canción titulada “La Casita”  donde da por menores y, paso a paso, la construcción de las fortunas de los viejos políticos y los nuevos,  hasta la actualidad.

Murió, pues, un gran intelectual, artista, voz de grupos sociales que se sintieron representados por ese gran cantor que, a pesar de todo, le cantaba a México, al amor, se burlaba del regimen y este día muere a causa del COVID-19. QEPD.

Óscar Chávez Fernández (Ciudad de México, 20 de marzo de 1935) es un cantante, actor y compositor mexicano. Se le considera uno de los máximos exponentes del Canto Nuevo en México. En julio de 2019 fue reconocido, por la Secretaría de Cultura de la Ciudad de México, como Patrimonio Cultural vivo de la Ciudad de México en la Fiesta de Trova y Canción Urbana Cantares.

Murió un gran hombre.

Dejar respuesta