POR: Francisco L. Carranco.- Emergen, como la espuma, situaciones de carácter político que comprometen el ejercicio del servicio público de algunos funcionarios que, por la misma importancia y poder que les da su investidura, se exceden en su comportamiento y se exceden en su discurso, lo que provoca una tensión por el tema insinuado a la sociedad, con los propios aludidos a quienes se dirige y la intención con la que lo hacen.

Me refiero específicamente al comunicado de la Iglesia Católica enviado a las redacciones de los periódicos, redes sociales y medios de comunicación, signado por Pbro. José Manuel Suazo Reyes, vocero y Director de la Oficina de Comunicación Social de la Arquidiócesis de Xalapa, en contestación al Secretario de Gobierno del Estado de Veracruz, Eric Cisneros Burgos.

Lo anterior se deriva de un video donde el Secretario de Gobierno de Veracruz, Eric Patrocinio Cisneros Burgos, en un acto académico, donde también estuvo presente el Gobernador, hizo algunos comentarios muy desafortunados sobre la Iglesia Católica y sobre el ministerio de los sacerdotes.

Esto provocó la reacción de la arquidiócesis, por los señalamientos desafortunados del político a la Iglesia y de los sacerdotes, en las actividades que realizan para preservar el derecho humano a la “libertad religiosa” nunca los resultados han sido positivos cuando se mezclan temas políticos y religiosos y más cuando, desde la cúpula política más alta, se ataca a una institución que reúne a la fe los católicos veracruzanos.

Siendo mesurada la respuesta la Iglesia católica deja de manifiesto la “ignorancia, la agresión y faltas graves a la Iglesia con los cometarios del servidor público” que pone en duda la certeza del secreto de confesión, el sigilo sacramental, desacreditando su ministerio y el valor supremo e la homilía; con ese comportamiento, acusa Reyes Suazo, el funcionario estatal violenta el respeto a la libertad de creencia.

Y desde su posición como vocero de la Arquidiócesis, dice, que “La tarea del Secretario de Gobierno es mantener la gobernabilidad y favorecer una convivencia pacífica entre los diferentes actores. No abona en nada polarizar a la sociedad ni enfrentar a los diferentes actores sociales; la buena gobernanza se consigue mediante el respeto, el diálogo y la colaboración”.

Y como dicen, con cortesía y caballerosidad la Iglesia católica reviró al representante del Gobierno Estatal: “Seguiremos colaborando con nuestras autoridades para promover el bien común y el respeto a los derechos humanos y las libertades fundamentales”, dijo y reiteró que, los fracasos de la administración estatal y las torpezas que han señalado en comunicados anteriores, son de dominio público y han creado ya una psicosis social que no se sabe quién la controlará, porque los ciudadanos no perciben una estrategia clara, proyectos de gran alcance ni eficiencia en los colaboradores gubernamentales.

El Secretario de Gobierno no acaba de salir del conflicto donde algunos diputados de oposición lo acusaron de amenazas e intento de cohecho para destrabar el asunto de los juicios políticos del Fiscal del Estado Jorge Winckler y, ahora, enfrenta la tensión con la Iglesia, que es una institución muy sensible a la actuación política de los gobernantes y más cuando se tiene el bien común de la sociedad el “material- social” representado por el poder del estado y espiritual representado por la Iglesia.

Eric Cisneros presentó el discurso en la Universidad Veracruzana donde manifestó las ideas a la comunidad universitaria, de lo que ahora la Iglesia le reclama, el video y las redes aprovecharon las problemática de la ingobernabilidad del estado, para responsabilizar al funcionario estatal.

La información del comunicado dominical es una respuesta tardía, quizás, ya que el discurso del Secretario de Gobierno fue por allá por el mes de septiembre cuando todavía no tomaba posesión, obviamente, aunque ahora se trate de deslindar por haberlo dicho a “título personal” nunca salió a explicar su postura porque en aquel evento ya era candidato a ocupar la Secretaria de Gobierno, la posición número 2 del poder político en el estado.

Todas las explicaciones, ahora, salen sobrando, el ciudadano, su ideología y forma de pensar no cambia cuando te nombran funcionario o cuando militas en un partido, la irresponsabilidad de no reflexionar lo que vas a decir o cómo vas a actuar es lo que queda en el presente y en la mente de los ciudadanos, más cuando esperan un cambio, como en Veracruz, que no llega.

A Eric lo alcanzó el pasado como una intervención con los universitarios donde expuso su opinión con o contra la iglesia y ahora como funcionario público recibe lo que la Iglesia piensa de él, el estado, la ingobernabilidad, la crisis política y la dilación e indolencia del gobierno a favor de los ciudadanos, como dicen en el pueblo “…palo dado ni el señor lo quita.”

Suburbio 1

¿Y el alcalde? Bueno eso es otro asunto…que también preocupa.

fl.carranco@gmail.com

LAS MAS LEIDAS DEL DIA

OTRAS ENTRADAS

MetrópoliFrancisco L. Carranco

10 de Febrero de 2019

Como explicar el fenómeno de la inseguridad

05 de Febrero de 2019

Una opinión en la gira de AMLO por Veracruz

27 de Enero de 2019

Homologar el precio de la gasolina con el Huachicol

20 de Enero de 2019

Mi crónica de la tragedia del Huachicol

13 de Enero de 2019

Ladrones que roban Huachicol

Dejar respuesta