Exigen a la Universidad Veracruzana que se pronuncie de manera firme y pública en contra de los asesinatos de miembros de su comunidad, sean estos estudiantes matriculados o egresados como el caso de Abiram Hernández, defensor de los derechos humanos.

A 130 días de Gobierno, activistas, organizaciones civiles, académicos, y colectivos, lanzaron una condena enérgica a la violencia que se padece en Veracruz y anunciaron la conformación de un frente.

A través de un desplegado, se pronunciaron por que el Gobierno haga algo para detener esta ola de crímenes que generan vulnerabilidad, sufrimiento e incertidumbre entre la población y exigieron al Jefe del Ejecutivo, Cuitláhuac García Jiménez, resolver la situación.

También exigieron a la Universidad Veracruzana que se pronuncie de manera firme y pública en contra de los asesinatos de miembros de su comunidad, sean estos estudiantes matriculados o egresados como el caso de Abiram Hernández, defensor de los derechos humanos quien fue brutalmente asesinado la madrugada del día sábado 30 de marzo en su domicilio.

Además, pidieron a la Fiscalía General del Estado informar de manera clara y oportuna las medidas que implementan para reducir estos crímenes y si efectivamente estas medidas están funcionando.

“Debe subrayarse que todo funcionario público tiene la obligación de rendir cuentas de manera periódica y transparente a la ciudadanía”, acota el mensaje, firmado por al menos una treintena de integrantes de grupos, asociaciones, tanto de la UV como particulares, o incluso en solitario.

Los firmantes convocaron a organizaciones de la sociedad civil, centros universitarios, institutos de investigación y ciudadanía en general a formar un frente común para visibilizar lo que sucede en el estado de Veracruz y exigir a las autoridades justicia, seguridad y cultura de paz.

Dejar respuesta