Ana Lilia Velázquez.- “No hay forma de que nos pueda expulsar”, sentenció la diputada panista, Montserrat Ortega Ruiz, quien pertenece a la recién conformada bancada mixta del PAN.

“Se me hacen unas declaraciones lamentables, no hay forma de que nos puedan expulsar, en todo caso sería el Comité Ejecutivo Nacional, pero no hay motivos para expulsión porque no hemos cometido ninguna falta”.

Lo anterior se deriva de la advertencia del dirigente estatal Joaquín Rosendo Guzmán Avilés, de iniciar un proceso de expulsión luego de que la semana pasada la fracción legislativa del Partido Acción Nacional se fragmentó y ocho diputados se convirtieron en fracción mixta.

Dicha fracción quedó integrada por los legisladores Monserrat Ortega Ruiz, María de Jesús Martínez, María Graciela Hernández, Sergio Hernández, Arturo Serna, Juan Manuel de Unanue, Judith Pineda y Maryjose Gamboa.

Al respecto, Ortega Ruiz aclaró que se respetan los estatutos del PAN “seguimos siendo panistas y en ningún momento hemos renunciado”.

Tan es así que este bloque de ocho diputados “siempre hemos votado de una forma contundente como una oposición responsable y siempre hemos defendido los intereses de los veracruzanos”.

La legisladora panista se dijo abierta al diálogo con el líder estatal Joaquín Rosendo Guzmán Avilés “nosotros no tenemos ningún problema, de hecho, la hemos buscado. Cuando nos citó fue con 4 horas de anticipación y estamos hablando de que muchos diputados estaban a casi 5 horas de la capital del estado, es decir, cita a una reunión de 4 horas cuando todos están en su distrito y así no se puede”.

Dejar respuesta