Durante su conferencia de prensa matutina de este miércoles, el mandatario dijo estar satisfecho con lo anterior, pues falta muy poco para tener el marco legal básico y consumir la transformación de la vida pública de México.

Explicó que es natural que exista oposición, pues “estamos construyendo una auténtica democracia… cuando hay democracia tiene que haber oposición”.

Señaló que los integrantes de la oposición se malacostumbraron a saquear, aunque tienen todo su derecho a manifestarse.

“Terminó el periodo de saqueo, de pillaje, y quedaron malacostumbrados”, aseveró, y los acusó de “clasistas, racistas, corruptos e hipócritas”.

El presidente López Obrador indicó que el tema más delicado es el que tiene que ver con la inseguridad y violencia en el país, algo que fue heredado de administraciones pasadas.

“Vamos muy bien, no tenemos ninguna preocupación, el tema más delicado que tenemos es de inseguridad y violencia, pero lo vamos a resolver”, aseguró.

Con información de López-Dóriga Digital

Dejar respuesta