Noemí Valdez.- Luego de rendir protesta como diputados locales, inició el jaloneo por las oficinas en el Congreso Local. Desde temprana hora, colaboradores de los 50 legisladores, buscaron los espacios que previamente sus jefes ya habían elegido.

Morena, abarcó la parte de arriba, junto con el Partido del Trabajo; mientras que los panistas se quedaron con la misma zona que tenían previamente asignada que incluye la sala de juntas.

Pero la pelea se dio cuando cuatro legisladores de Morena se querían quedar con la oficina grande que antes usaron diputados del PRI.

Mientras que los diputados movían sus pertenencias, colaboradores sacaban en cajas lo que todavía dejaron los anteriores congresistas.
Cajas, fotos, recuerdos, plantas y otros objetos fueron sacados de las oficinas y se les cambió el nombre.

Dejar respuesta