POR Francisco L. Carranco.- Seguramente la elección del PAN para elegir a su nuevo dirigente estatal reciente la problemática del PAN a nivel Nacional, sin embargo, y con la observación en estas elecciones internas se vio la participación de la militancia en activo que con su voto construirán la nueva oposición con un dirigente que mueva y promueva los principios del partido para recuperar la presencia en el Estado, como lo han mencionado sus candidatos.

Como en todos los procesos internos en el inicio de las votaciones se reportaron trifulcas entre militantes que apoyan a los dos diferentes candidatos y de los cuales, en ambos, sentidos se dice que hay compra de votos y algunas actividades ilegales en el proceso de elección.

Precisamente, recordamos que el pasado proceso se canceló porque se demostraron muchas actividades fuera de la ley y de los estatutos partidistas, que obligó a las autoridades jurisdiccionales a cancelar e triunfo de Pepe Mancha al demostrarse una serie de marrullerías que dieron, de inicio, un triunfo chafa y se repuso, nuevamente, este proceso con los mismos candidatos. 

Rosendo Guzmán Avilés y Pepe Mancha se han convertido en los eternos rivales, que ya se han encontrado en dos ocasiones en la elección interna para dirigir al PAN que más que dirección necesitan una renovación moral interna y definitiva para que la ciudadanía los considere en alguna elección constitucional.

Qué por qué se habla de la ciudadanía, bueno, según estadísticas en épocas electorales aquí en Veracruz el padrón de militantes adscritos al PAN en un número importante de miembros, pero en los comicios constitucionales los triunfos electorales que ha tenido este partido en el estado es debido a los simpatizante que Acción Nacional puede tener en cada elección.

Verá usted, los simpatizantes de Acción Nacional o algún otro partido, reciben el voto ciudadano cuando éste participa en el proceso y cuando evalúa a los actuales gobierno y gobernantes, y en su derecho en las época de votar deciden su sufragio para aquella propuestas de algún personaje que suponga una mejoría para la sociedad y para el partido.

Pero el ciudadano que vota y ejerce su derecho, igual en una elección vota por tal partido, no asegura que en la siguiente lo haga también por el mismo partido, porque ya depende de las condiciones sociales que estos partidos ya como ganadores garantice o cumplan con la sociedad.

Por ejemplo en la elección interna de Acción Nacional las diferencia, trampas y marrullerías de los miembros de las planillas, los dimes y diretes, ensuciaron la participación de militantes del PAN para elegir a su Presiente local y la ciudadanía como espectadores observaron que por los candidatos no competían por ña dirección del partido sino para tener el poder político del partido fuera como fuera.

La elección cerró las casillas e inició el cómputo, hay reportes de una gran participación de la militancia en las casillas lo que representa el interés de ese partido en mantenerse como una fuerza política importante para los procesos electorales que se avecinan.

Las pugnas internas que han prevalecido en el PAN, entre los grupos de ambos candidatos, que han trascendido y afectado la imagen como instituto político y como oposición ha debilitado la unión de los militantes, tanto que como resultado del proceso pasado muchos militantes que apoyaron a Pepe Mancha, ahora, apoyan a Rosendo Guzmán Avilés, lo que complicará a cualquiera que gane la unión que necesita el PAN.

Obviamente que la lucha política dentro del PAN no solo es para dirigir y reconstruir al PAN, sino que desde el grupo ganador se decidirán las candidaturas para los puestos de elección popular que se avecinan el año que entra.

Las disputas para sr elegidos están, nuevamente, tensionados por las exigencias de grupo ya que actualmente se considera al PAN como un partido dividido y en una de las partes sólo importa el equipo Veracruz, que sólo ve para sus intereses, por poner un ejemplo, nos remitiremos al exabrupto que provocó Sergio Hernández, cuando expulsó, por sus pistolas, a connotados panistas diputados locales Nora Jessica y Enrique Cambranis y que luego tuvo que recular porque no tenía ninguna facultad para ese efecto.

Lo que sí quedó claro es que ese grupo de panistas dirigidos por Sergio Hernández está vinculado, muy vinculado a las sugerencias, manipulación y voluntad del Grupo Veracruz, comandado por el ex gobernador Yunes y sus hijos, para tener el control del Partido.

Las suspicacias se hacen mayores, cuando, desde el altiplano, mejor dicho, desde el Penal de máxima seguridad el otro Exgobernador de Veracruz, Javier Duarte de Ochoa, en una columna periodística exhibe en un extenso texto variadas situaciones políticas y menciona que Pepe Mancha perderá la elección Interna del PAN ante Joaquín Rosendo Guzmán Avilés, y con palabras más palabras menos, deja la puya de que Miguel Ángel Yunes y seguidores podrían regresar al PRI para levantarlo, también, de la lona en que se encuentra.

De ser asertivo, el PAN se antoja como un partido que debe resurgir para presentar propuestas diferentes a la ciudadanía que no esta tan conforme con la política de partidos, esto incluye al PRI, PRD el mismo MORENA y algún otro que todavía tenga registro estatal.

Al cierre de esta columna aún no se conoció la tendencia para cada candidato ni siquiera había pronunciamientos, quizás el computo se realice y quizás dure toda la noche porque los resultados deben ser inobjetables, ambos candidatos y militantes han minimizado los actos violentos y la compra de votos que fue el principal señalamiento para los contendientes.

Y bueno si no pasa otra cosa este día se conocerá al ganador y de ello dependerá el nuevo rumbo político del PAN, con la acentuación de las tendencias políticas que lograron dividir la política del PAN.

Los ganadores tendrán que coser fino para reagrupar al PAN, para enfrentar al enemigo político fuera de la institución.

La fuerza del partido es con unidad y si hay desbandada al PRI como lo deja entrever Duarte de Ochoa en su texto, en caso de que gane Joaquín Rosendo Guzmán Avilés, las cosas serán más fácil para el Pan y su militantes, porque no habrá enemigo interno y fuego amigo.

El panorama si hubiera Ganado Pepe Mancha, bueno el grupo Veracruz renovaría sus cuadros hacia dentro del PAN, porque todos los viejos militantes no tendrán cabida con los neo panistas y los jóvenes que actualmente ostentan diputaciones, alcaldías y dirigen al pan con una tendencia claramente subordinada a su líder moral.

La Moneda está en el aire y el cómputo decisivo en las casillas, hasta mañana pues.

fl.carranco@gmail.com

Dejar respuesta