POR: Francisco L. Carranco.- Dos reveces tuvo Acción Nacional en Veracruz que lo vuelve a debilitar por pugnas internas y, quizás, por intereses de los grupos que integran ese partido que se intensificaron a partir de los comicios perdidos de la última elección, que a nivel nacional dividió a este Instituto político que ha perdido la oportunidad de ser una oposición responsable.

El PAN en Veracruz es un partido cuya dirigencia está envuelta en escándalos, debido a que su proceso interno fue u mugrero que tuvo que dirimirse en las instancias federales, porque aquí la pugna que no competencia, entre Pepe Mancha y Joaquín Rosendo Guzmán Avilés, rompió la integración del partido atomizándolo a favor de los intereses de éstos militante que fragmentaron a todos sus correligionarios en grupos a favor y en contra de los contendientes.

Pero eso no fue todo, ni suficiente para para observar el distanciamiento entre sus “castas” que a falta de un liderazgo político fuerte andan dispersos sin conducción y esperando que se repongan las condiciones para celebrar, nuevamente, sus elecciones por la dirigencia que, dicho sea de paso, tendrán que votar por la presidencia, secretaria General y siete integrantes de comité ejecutivo estatal.

Consideramos que a estas alturas, la recomposición hacia el interior del partido es una tarea difícil[Mf1] , porque sus militantes andan dispersos, a ello hay que sumar que recientemente la fracción parlamentaria de PAN en el Congreso sin decir “agua va” y, quizás, violentando algunos derechos políticos de la militancia, el actual líder de la bancada en el Congreso del Estado, pues, expulsó de “mutuo propio” a dos prominentes panistas o, quizás, militantes en desgracia que en épocas pasadas fueron pilares de Acción Nacional: Enrique Cambranis Torres  y Jessica Lagunés Jáuregui.

Sergio Hernández, acusa a los dos diputados expulsados de haber tomado decisiones contrarias a la posición política del PAN, con relación a como deben votar en el Congreso y el impulso a tal o cual de los decretos que llegan a las comisiones.

El pretexto del líder de la bancada del PAN para echar a los diputados en mención, fue la votación para que MORENA tuviera mayoría en la suspensión de los poderes en MIxtla de Altamirano, este evento Sergio Hernández lo convierte en un conflicto y de ahí se agarra para echar a sus opositores.

Así de simple, la fortuna política le puso a, Sergio Hernández, la oportunidad de deshacerse de Cambranis y Jessica Lagunés, que en el fondo y más allá de ser en contra de las votaciones dentro del Congreso, la verdad, es que ellos debatieron contra la imposición de Pepe Mancha como dirigente estatal y apoyaron a Joaquín Guzmán Avilés y que el proceso fuera transparente.

La división de aquel entonces, quedó presente en contra de todos aquellos que apoyaron al candidato perdedor y dentro del PAN hay bandos que apoyan a los viejos militantes, a los nuevos, a los improvisados, a los arribistas a los amigos, y son muy perrunos contra los enemigos.

La expulsión no fue vista por todo el conglomerado de integrantes del PAN que considera una decisión unilateral, no obstante, el Líder de la bancada, prometió una acción para que Enrique Cambranis y Jessica Lagunés sean expulsados definitivamente de Acción Nacional, por desacato al líder de los diputados en el congreso de Veracruz.

Mientras esto se cocina, alternamente, el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación arremete tremendo garrote al multicitado Pepe Mancha, destituyéndolos como presidente estatal del PAN en Veracruz, por aberraciones y otras anomalías en el proceso electivio del dirigente y en contra de Joaquin Guzmán Avilés, quedando acéfalo todo el comité  directivo estatal.

Varios asuntos en la agenda política inmediata del PAN, donde estos roces traerán muchos desaguisados por la toma de decisiones viscerales de los actuales representantes políticos que creen tener la sabiduría emanada del estómago.

El PAN en Veracruz tendrá que buscar un líder con poder de convocatoria, honesto y político para dar entrada a las discrepancias, conciliar y que las diferencias se vuelvan actos propositivos que fortalezcan al Partido y no lo divida.

No está de más decir que Cambranis y la Lagunés, obviamente, fácil recibirían cobijo en el Congreso por cualquier grupo parlamentario, principalmente, MORENA o ser acogidos por otros partidos con representación o, simplemente, quedarse como diputados independientes.

Mientras el Congreso se queda con dos diputados menos, un conflicto de fragmentación de militantes, tensión con el Comité Directivo Nacional del PAN, una nueva elección en la víspera de los procesos de elección de candidatos para los comicios que vienen.

Ante esta situación la oposición en el Congreso será sólo una intención, ya que nadie de los diputados azules que quedan, podrán estar en contra de la fracción mayoritaria que dictará las votaciones de la Cámara a favor de las iniciativas que fortalezcan a MORENA.

La lucha de los candidatos que pretendan concursar para dirigir los destinos del PAN en el estado de Veracruz, deberán estar curados de espanto porque le tocará luchar contra el fuego amigo de todos los simpatizantes que estén con los grupos ambiciosos, bastante interesados en usar el partido como trampolín político y  que poco les importa lo que pase después.

Los reflectores están puestos en estos actos de desestabilización total de los militantes y repudio de los simpatizantes del PAN, que no ven tamaño político en los dirigentes para encabezar una representación digna de los electores y un respeto absoluto por el Partido, que les ha ofrecido la gran oportunidad de ser el contrapeso político en la Cámara de Diputados, veremos en que acaba este conflicto.

Suburbio 1

Qué necesidad: Cancelan sesión extraordinaria del PAN donde cambiaría comisiones internas.

fl.carranco@gmail.com


 [Mf1] Porque su

Dejar respuesta