Javier Laertes.- La Secretaría de Relaciones Exteriores que dirige Marcelo Ebrad, no recibió ninguna petición formal del gobierno de Estados Unidos para que personal del FBI, lleve a cabo investigaciones en territorio veracruzano sobre un presunto secuestro de un fotoperiodista de ese país.

“Me extrañaría que hubiera agentes sin el correspondiente permiso de gobernación, si tienen indicios hay que señalarlos, porque es un asunto delicado, los agentes de otro gobierno no pueden estar acá, haciendo lo suyo si no existe un acuerdo de colaboración oficial que sale de las manos del gobierno del Estado, yo me di a la tarea de consultar a la cancillería que dirige Ebrad y me dijo que no tienen ninguna petición de información por parte de la embajada de Estados Unidos”, explicó.

Cuestionado sobre ese tema en conferencia de prensa, el mandatario mencionó además que no se cuenta con información del presunto plagio que denunció en el portal “Medium” el comunicador norteamericano.

Y es que el Fiscal General del Estado, Jorge Winckler confirmó que personal del FBI trabaja en coordinación con ese organismo, respecto a este caso y donde adelantó se solicitaría que el comunicador ampliara su declaración ante la autoridad local a pesar de encontrarse en su país.

Por lo anterior, el mandatario veracruzano contradijo al fiscal y reiteró que por la vía institucional que existe entre ambos países, no se cuenta con nada oficial sobre ese tema.

“Con respecto al periodista, preguntamos también y dicen que no existe ninguna petición formal, entonces no tenemos más indicios que ese”, apuntó.

Patrocinio se queda

Asimismo, García Jiménez dejó en claro que el Secretario de Gobierno Erick Patrocinio Cisneros Burgos continuará en el cargo, donde reconoció el trabajo que realiza.

“No por supuesto que no, está haciendo una excelente labor; ayer estuvo reunido con casi 200 alcaldes. Un evento importantísimo de desarrollo Municipal coordinado por la federación”, manifestó.

Y es que ante los señalamientos de legisladores locales donde señalan al encargado de la política interna de amenazas, el mandatario se dijo respetuoso de las opiniones de los diputados locales.

“Vamos a respetar la opinión de los diputados, no tiene que ver amenazas, vamos a revisar”, dijo y afirmó que no hay presiones de su gobierno hacia el Poder Legislativo.

“No, no los vamos a presionar, es un proceso que ellos tendrán que seguir”, finalizó.

Dejar respuesta