Estudiantes de educación básica regresaron este lunes a las escuelas del estado de Jalisco, tras un año sin clases presenciales por la pandemia del COVID-19.

Unas tres mil 300 escuelas públicas y privadas reabrieron con un programa del gobierno estatal en el que nueve estudiantes por aula tomarán clases de regularización y actividades culturales y deportivas por un máximo de cuatro días cada dos semanas, expuso Juan Carlos Flores, secretario de Educación de Jalisco.

Arrancamos dos acciones, la primera tiene que ver con el acompañamiento académico, que son grupos hasta de nueve alumnos que se pueden gestionar de manera muy flexible, están diseñados para apoyarlos en su estudio sobre todo a aquellos que han tenido una mayor dificultad”, informó a los medios.

México no tiene clases presenciales para sus 30 millones de estudiantes nivel básico a medio superior desde el 23 de marzo pasado por la pandemia de COVID-19, que acumula más de 2.08 millones de casos en el país y más de 185 mil muertes.

En este contexto, la Asociación Nacional de Escuelas Particulares (ANEP) advirtió que abriría colegios a partir de este lunes 1 de marzo pese al rechazo del gobierno, aunque en Ciudad de México y otros estados la apertura no se concretó.

En Jalisco, la Secretaría de Educación afirmó que la medida es voluntaria tanto para las escuelas como para las familias de los estudiantes.

La dependencia aseveró que la intención es apoyar al aprendizaje a distancia, y el desarrollo social y emocional de los estudiantes, en especial de los que no cuentan con los recursos tecnológicos.

El secretario Flores detalló que los profesores mantendrán las clases en línea con los demás alumnos al reiterar que todas las escuelas en el estado continuarán en esta modalidad hasta el final del ciclo escolar en julio próximo.

Flores anunció un seguimiento con inspectores para asegurar que los planteles cumplan con el protocolo sanitario para evitar contagios.

También adelantó que medirán la efectividad de la estrategia para evaluar los lineamientos después del periodo vacacional de Semana Santa y las pruebas de admisión al siguiente ciclo escolar.

La ANEP denunció que 30 mil de las 48 mil escuelas privadas en México tuvieron que cerrar a causa de la pandemia, lo que ha afectado de manera directa a casi dos millones de alumnos.

La Secretaría de Educación Pública (SEP) señaló que la apertura dependerá de las disposiciones sanitarias federales, que contempla un semáforo de riesgo epidémico que debe estar en verde para la reapertura de escuelas.

En tanto, el presidente Andrés Manuel López Obrador prometió que los docentes tendrán acceso prioritario a la vacuna de COVID-19 para regresar a clases presenciales en estados que estén en verde.

Hasta ahora solo dos estados están en ese color, Chiapas y Campeche, en el sureste del país.

Aunque más de 14 mil de cerca de 17 mil maestros de Campeche han recibido las dos dosis de la vacuna de Pfizer y BioNTech, la titular de la SEP, Delfina Gómez, anunció una encuesta entre padres de familia y docentes para determinar el regreso a clases.

Con información de EFE

Dejar respuesta