Noemí Valdez.- El testimonio de Javier Duarte, no tiene calidad probatoria en un juicio, aseguró el abogado penalista Tomás Mundo Arriasa, quien no descartó que el exmandatario logre un acuerdo político y salga en libertad.

Luego de que el exgobernador, envió una carta a la Fiscalía General de la República (FGR), donde pide ser llamado a declarar, el abogado insistió en que Duarte no debe comparecer como lo ha pedido.

En la misiva, Duarte de Ochoa, adelanta que cuenta con información privilegiada que involucran a altos funcionarios de la pasada administración que encabezó Enrique Peña Nieto, y que son investigados por el Gobierno de Andrés Manuel López Obrador.

Su petición formal a la FGR es que se designe a un Agente del Ministerio Público Federal para que acuda a tomarle su declaración en el Reclusorio Norte y así pueda aportar elementos que “hundan” a varios exfuncionarios y excompañeros de su partido.

El experto, refirió que en un contra interrogatorio el testimonio de Javier Duarte, tiene un valor ínfimo probatorio porque a cambio busca un beneficio.

“La calidad de la información que genera Duarte debe tener un valor ínfimo probatorio, a cambio de esta información va a obtener un beneficio; no se puede creer al testigo, ni a su testimonio”.

También agregó que al ya haberse declarado culpable, no debería tener beneficios, pero si hace un acuerdo político, hasta quedaría libre.

“Cuando alguien se somete a un proceso abreviado y acepta, en ese momento es inamovible la sanción (…) en sentido estricto de la Ley no debería tener beneficios, pero en sentido político hasta podría quedar libre” concluyó.

Dejar respuesta