El objetivo de establecer mecanismos de colaboración que permitan lograr una mejora en la atención de los derecho habientes 

El secretario de Hacienda y Crédito Público, Carlos M. Urzúa, y el recién nombrado director general del Instituto Mexicano del Seguro Social, Zoé Robledo Aburto, tuvieron anoche una primera reunión de trabajo, en la que acordaron mejorar el IMSS.

Ambos “expusieron las prioridades conjuntas del IMSS y la SHCP con el objetivo de establecer mecanismos de colaboración que permitan lograr una mejora en la atención de los derechohabientes, así como en la prestación de los servicios de seguridad social de los trabajadores, afiliados al Instituto”, dijo Hacienda en un comunicado.

El nombramiento de Robledo, que sustituye a Germán Martínez Cázares —quien para su renuncia expuso desacuerdos con la política de austeridad y centralización planteados por la Secretaría de Hacienda—, fue dado a conocer por el presidente en su conferencia de prensa matutina.

Funcionarios, como el canciller Marcelo Ebrard, y empresarios, en voz de Carlos Salazar Lomelín, desearon éxito al nuevo titular del IMSS, de quien encomiaron sus credenciales y capacidad.

Ante las denuncias de corrupción en la compra de medicamentos en el IMSS, el exdirector Mikel Arriola descartó que en su administración existiera este tipo de prácticas, pero coincidió en que quizá se dé en el sector distribución, que tradicionalmente es, dijo, “un mercado concentrado”.

En entrevista con Pascal Beltrán del Río para Imagen Radio, Mikel Arriola explicó que su administración logró la consolidación en la compra de medicamentos y eso se incluía la distribución.

Lo que se ve de la evidencia, es que con la compra consolidada el problema se pudo atacar de forma central, porque en el precio final que paga el gobierno también está el precio de distribución y si tú presionas a la baja el precio, presionas también a la baja el precio de distribución”, explicó.

Mikel Arriola señaló que, en su administración, con las compras consolidadas, pudieron generar importantes ahorros.

Aseveró que en 2012 recibió un Seguro Social en quiebra técnica, la cual se pudo superar en 2016, a tal grado que en 2018 se dejaron 70 mil millones de pesos en reservas.

Fuente de información: El diario metropolitano.

Dejar respuesta