Gobierno pretende justificar el eventual brote de enfermedades. Acusa que el gobernador no resuelve el problema de la hemodiálisis, sólo obliga a mentir al Secretario de Salud

            Boca del Río, Ver.- La diputada local Andrea Yunes, Presidenta de la Comisión de Salud del Congreso local, advirtió que hay un riesgo real por el desabasto de vacunas que ha reconocido el propio gobierno federal, lo que podría dar lugar a nuevos casos de enfermedades como el sarampión.

Señaló que al reconocer que no se tiene un abasto suficiente y oportuno de algunas vacunas, -“lo que no es culpa del país ni de una acción administrativa, sino de una escasez global”-, el gobierno pretende justificar el eventual brote de enfermedades que ya han sido controladas. “Estamos escuchando las mismas excusas ante los mismos problemas”, acusó.

La legisladora recordó que el propio subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud del gobierno federal, Hugo López-Gatell, reconoció existe un problema de escasez en el mercado global de vacunas, pero garantizó que en México se distribuirán a tiempo las que contienen el ingrediente de sarampión: la triple viral (sarampión, rubéola, parotiditis) y la doble viral (sarampión, rubéola).

Andrea Yunes dijo que desde el pasado mes de enero se advirtió que había riesgos por brote de sarampión y desabasto de vacunas, pero que a la fecha no se ha resuelto, por lo que ya se registran seis casos de esta enfermedad en el país. “Nos preocupa que cuando las autoridades de salud del gobierno federal o del estado aseguran que algo no va a pasar, en verdad nos están advirtiendo que sí podría suceder y este es el caso de las vacunas”.

Hizo un llamado a las autoridades de la Secretaría de Salud de Veracruz para que mantengan informada a la población sobre las jornadas de vacunación y los riesgos que se podrían presentar ante el desabasto. “Basta acudir a cualquier centro de salud para darnos cuenta que no hay vacunas; que las personas tienen  que asistir dos o tres veces a solicitarla, y cuándo la hay, sólo la aplican en una sola clínica u hospital”.

Respecto a la suspensión del servicio de hemodiálisis en los principales hospitales del estado, Andrea Yunes dijo que el regaño del gobernador al Secretario de Salud no resuelve el problema, sólo lo ha obligado a mentir. “El Secretario Ramos Alor aceptó públicamente que no hay servicio, pero cuando el Gobernador lo negó, tuvo que mentir de manera vergonzosa”, reiteró.

Dijo finalmente que sigue recibiendo reportes de los hospitales donde los pacientes no han sido atendidos con oportunidad porque aún carecen de los equipos necesarios para el tratamiento.

Dejar respuesta