Noemí Valdez.- La Mesa directiva del Congreso Local está obligada a reanudar la sesión de Juicio Político contra el Fiscal Jorge Winckler.

El coordinador de la bancada panista, Sergio Hernández, dijo los legisladores no han sido notificados respecto a la reanudación de la sesión extraordinaria y recordó que se pidió un receso de 17 horas y estas ya concluyeron.

En el artículo 103 de la Ley de Control Constitucional se indica que procede la acción por omisión legislativa cuando se considere que el Congreso local no ha aprobado alguna Ley o Decreto, hecho que afecte el debido cumplimiento de la Constitución Política del Estado.

En el artículo 25 de la Ley de Juicio Político y Declaración de Procedencia para el estado de Veracruz se señala que el procedimiento para la votación de los dictámenes será: La Secretaría de la Mesa Directiva dará lectura al dictamen o una síntesis que contenga los puntos substanciales y las conclusiones de la Comisión Permanente Instructora; se concederá la palabra al servidor público o a su defensor hasta por treinta minutos para que replique lo que a sus intereses convenga; el presidente de la mesa directiva solicitará que el servidor público y su defensor se retiren del recinto; el jurado de acusación acordará, por el voto de las dos terceras partes del número total de sus integrantes, si ha lugar a continuar el procedimiento.

Sin embargo, en ninguno de los 41 artículos determina que se puede decretar un receso mientras se realiza la sesión en la que se votará el juicio político, hecho que se aplicó en este caso.

En caso de que el Fiscal recurra al amparo, el juez responsable fijaría su postura y podría determinar que el Congreso reanude la votación.

La Ley determina, además un plazo de 7 días hábiles para poder votar en el pleno el dictamen de juicio político, el cual se vence este miércoles; sin embargo, dicho término podría no aplicarse en este caso porque al decretarse un receso en la sesión extraordinaria el reloj legislativo permanece detenido.

Dejar respuesta