Toda una generación recordó a George Harrison, principal guitarrista de los Beatles que, con su producción musical, aunque pequeña, fueron quizás las mejores canciones de su trabajo como autor y que los seguidores siguen cantando y escuchando.

Desde “All Things must pass”, su impresionante debut en solitario, hasta “Living in the material World” y “Somewhere in England”, Harrison se paseó por el mundo espiritual y terrenal con soltura y clase.

Además de ser el artífice del concierto por Bangladesh, uno de los primeros megaeventos benéficos, George siempre estuvo disponible para las buenas causas. 

El 29 de noviembre de 2001 falleció de cáncer y hoy lo recordamos por su talento, genio y su legado a la música popular.

Dejar respuesta