La medida pondría en riesgo los servicios de salud en zonas marginadas del país; los estudiantes requieren de apoyos para estudiar y trasladarse a esos lugares de difícil acceso

La Academia Nacional de Medicina de México envió al secretario de Salud, Jorge Alcocer, una carta manifestándole su preocupación por el anuncio de recorte a becas a estudiantes de medicina que realizan su servicio social en unidades rurales y marginadas del país.

El documento firmado por la presidenta de la Academia, Teresita Corona Vázquez y el coordinador del Comité de Educación Médica, Alberto Lifshitz Guinzberg, argumenta que la decisión pondría en riesgo el servicio de salud a las poblaciones, donde no hay personal médico suficiente o es inexistente.

“Los pasantes cumplen una función en las unidades rurales marginadas, que difícilmente podría ser substituida por personal profesional, puesto que implicaría contrataciones para diversos turnos y en todos los días de la semana”, indica la carta.

Los representantes de la Academia, también manifestaron que estas prácticas y servicio social, ayuda a los futuros médicos para consolidar su aprendizaje y conocer la realidad social del país.

 “Al tiempo que consolidan su aprendizaje identifican la realidad del país, contribuyen en la implementación de medidas sanitarias y ofrecen la atención médica de primer contacto con los recursos con los que cuentan”, enfatizan.

Los médicos declararon que los alumnos requieren del apoyo económico gubernamental para financiar sus traslados, alimentación y hospedaje, por lo que la beca es indispensable para que continúe con su formación.

“Hoy en día, además de ser estudiantes, los pasantes forman parte de la organización de los servicios de salud sobre todo los rurales y merecen ser tratados de acuerdo con esta responsabilidad”, finaliza el documento.

Fuente de información: Diario Excélsior

Dejar respuesta