Orizaba, Ver.- Trabajadoras de una estancia infantil de Rafael Delgado salieron a botear para obtener dinero que les permita sostener esos lugares.

Y es que al ya no recibir el subsidio que otorgaba el gobierno, dijeron que están en problemas para pagar la renta y demás gastos de operación.

Jessi Concepción Rojas Torres, encargada de una estancia en el municipio de Rafael Delgado, mencionó que quieren saber qué pasará con el personal.

Comentaron que no están en contra de que el recurso les llegue de manera directa a los padres de familia, pero no saben si seguirán dando el servicio o no.

Indicó que por cada niño, la guardería recibía 950 pesos, los cuales apenas les permitían cubrir los gastos de sostenimiento, y si ahora el gobierno da 800 a los padres, no alcanzará mucho.

Indicó que hasta ahora no tienen claridad en lo que va a ocurrir, pero ya pasó el mes de enero, ya está corriendo febrero y no hubo ningún pago de subsidio y ellas no saben de qué habrán de vivir.

Comentó que en el caso particular de esa guardería, se atienden a 50 niños y en total son nueve empleadas, y con el subsidio se cubría la renta y otros gastos, como los alimentos para los niños, mismos que representan de 45 mil a 50 mil pesos mensuales y que no saben cómo se van a cubrir. 

Las trabajadoras de la estancia infantil estuvieron a los costados de la carretera federal Orizaba-Zongolica, pidiendo el apoyo de quienes por ahí circulaban.

Dejar respuesta